NOTIFICACIÓN-DE-COMPARECENCIA-CASOS-DE-DEPORTACIÓN-CORTES-DE-INMIGRACIÓN
Erika Jurado-Graham

Erika Jurado-Graham

Reaccionan lectores del Washington Post contra el fin del Título 42

De acuerdo con un editorial de The Washington Post publicado el pasado 1 de abril, el Título 42, recurso legal que introdujo Trump con el fin de parar la entrada de migrantes durante la pandemia, y que a más de dos años de la administración Biden se sigue usando pese a que las complicaciones por el Covid no son las mismas que en tiempos de Trump, se desmorona cada vez más.

Pero muchos de los propios lectores de este diario rechazaron lo mencionado en el editorial y condenaron que el Título 42 tenga sus días contados. Lo que resalta tratándose de uno de los periódicos más progresistas de Estados Unidos.

Y las reacciones en contra de la medida no sólo fueron de estos lectores, ni siquiera se limitaron a seguidores o políticos republicanos, sino que también hubo rechazo de legisladores demócratas, lo que da un panorama oscuro para los derechos de los inmigrantes que vienen huyendo de contextos violentos en donde sus vidas corren peligro.

El Título 42 tiene sus días contados

“Ese recurso (el Título 42), una orden de salud pública relacionada con la pandemia que permite expulsar rápidamente a los solicitantes de asilo, se está desmoronando bajo el escrutinio judicial y la presión política de los demócratas y está a punto de ser anulado”, señala el diario.

Cabe resaltar que apenas la semana pasada el gobierno de Biden anunció que la aplicación de esta norma concluiría el próximo 23 de mayo, pero precisamente, aún le queda más de un mes de vida. ¿Fue el covid-19 el pretexto perfecto para los fines antiinmigratorios de Trump?

“Según la orden, conocida como Título 42 , más de 1,7 millones de migrantes han sido devueltos en la frontera desde marzo de 2020. Muchos habrían solicitado asilo, como es su derecho según la ley estadounidense, si no hubieran sido bloqueados por el Título 42, que el presidente Donald Trump invocó mientras covid-19 arrasaba el país”, es lo que afirma The Washington Post en su editorial.

Sin embargo, también afirma que la administración de Biden “ha hecho muy poco para prepararse”, y el 23 de mayo ya se acerca. 

“Ha quedado cada vez más claro que (esta) política es un control de daños políticos disfrazado de imperativo de salud pública. Cuando la Corte de Apelaciones del Circuito del Distrito de Columbia de EE. UU. sopesó los méritos del Título 42 en un fallo el mes pasado, señaló que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, bajo cuya jurisdicción cae la orden, no habían proporcionado una justificación actual para ello”, expone el diario en su análisis.

¿Y por qué Biden continuó aplicando esta reglamentación?

El Washington Post nos da una posible respuesta: “El presidente Biden, cuya llegada al cargo provocó una oleada de cruces fronterizos que esperaban un trato más humano, mantuvo la orden como una herramienta para contener la marea”.

Pero como ya mencionamos, el 23 de mayo se pondrá marcha atrás a esta norma. ¿Qué opinaron los republicanos de esta decisión de la administración de Biden?

El Comité Nacional del Partido Republicano (RCN por sus siglas en inglés) manifestó su rechazo a la decisión y afirmó en días pasados que el presidente Biden “está redoblando su compromiso de empeorar activamente la crisis que él mismo creó”.

Tal vez el editorial de The Washington Post coincida un poco con esta postura de los republicanos.

“El efecto predecible de levantar el Título 42 es una nueva afluencia de migrantes de América Central y más allá, lo que agravaría un aumento existente en la frontera entre Estados Unidos y México. Las dimensiones son una incógnita. Los funcionarios de la administración dicen que las detenciones de migrantes, que ya son alrededor de 7,000 por día, podrían aumentar a 18,000 y abrumar al sistema. Eso podría durar unas pocas semanas o mucho más, un escenario políticamente tóxico para la administración”, indica el periódico.

Los lectores del Washington Post fueron muy activos en sus comentarios de reacción al editorial y hubo posturas a favor, pero también varias en contra

“En realidad, la mejor manera de abordar las ‘causas fundamentales’ sería enviar de regreso a los centroamericanos y otros ‘refugiados’ que han estado aquí durante años para ‘arreglar’ sus propios países. Tienen habilidades, educación y dinero que han ganado aquí que pueden usar para reconstruir/construir sus propios países. Cuando se trata de lidiar con los problemas que mencionas, realmente depende de los ciudadanos de esos países. Acéptalo, tenemos mucha violencia, pobreza y corrupción en estos días y ¿a quién podemos ‘arreglar’”, menciona por su parte la usuaria OldLady1519. 

La misma usuaria hizo varios comentarios al respecto en la página del Washington Post: “La pregunta es, ¿pueden encontrar trabajos, y mucho menos los que los mantendrán sin asistencia social? ¿Qué tipo de trabajo va a hacer alguien sin educación, sin habilidades y analfabeto funcional en su propio idioma, así como en inglés?

“Pew, por ejemplo, dice que el 54 por ciento de los inmigrantes ilegales mexicanos tienen una educación inferior a la secundaria, y solo el 4 por ciento tiene títulos universitarios. El mismo patrón se aplica a los centroamericanos. 

“Los hispanos tienen la mayor cantidad de niños que viven en la pobreza en este país, así como altas tasas de uso de la asistencia social. The Post hace unos meses informó sobre un estudio de sus clientes realizado por DC Food Banks. La mayoría eran hispanos que tenían más de un trabajo y no podían alimentar a sus familias”, apuntó OldLady1519. 

lectores-washington-post-título-42
Lectores del Washington Post criticaron el fin del Título 42 en los trámites migratorios.

En la posición contraria estuvieron activistas y algunos demócratas.

Raúl Ruíz, presidente del Caucus Hispano del Congreso (CHC también por sus siglas en inglés) aseguró que “poner fin a la política del Título 42 significa que todas las personas que huyen para salvar sus vidas, ya sea de un dictador ruso o de los cárteles de la droga, tendrán su derecho al debido proceso y sus casos serán escuchados para obtener el estatus de protección de asilo sin temor a ser devueltos a los mismos peligros de los que huyeron”.

¿Viene un nuevo sistema de asilo?

“Los funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional están reuniendo lo que equivale a una sala de guerra logística para manejar el desastre que se avecina: para los centros de detención, las capacidades de transporte y los propios oficiales de la Patrulla Fronteriza. 

“Tal vez con más consecuencias a largo plazo, la administración está dando los toques finales a un nuevo sistema de asilo, en proceso desde el año pasado, que aceleraría un proceso de adjudicación que ahora suele durar cinco años, reduciéndolo a seis meses. 

“Eso implica contratar a cientos de oficiales de asilo que evaluarían las denuncias de los migrantes de que enfrentarían persecución si regresaran a sus países de origen, y los desviarían de los tribunales de inmigración, que ya enfrentan un atraso aplastante: 1.7 millones de casos, aproximadamente el 40 por ciento de los cuales involucran asilo.

“Ese es un plan sólido, si sobrevive a los desafíos legales esperados de los republicanos. Pero es poco probable que se implemente lo suficientemente rápido o en el alcance suficiente para adaptarse al probable aumento de inmigrantes una vez que se levante el Título 42 en mayo. Una solución significativa requeriría una revisión legislativa del sistema de inmigración legal, que ha eludido un Congreso disfuncional durante años, y un esfuerzo estadounidense concertado a largo plazo para abordar las causas profundas de la inmigración ilegal: delincuencia, violencia, pobreza y corrupción en Centroamérica. América y más allá”, detalla el diario en su editorial.

¿Subirán las cifras de inmigrantes que llegan a la frontera al dejar de aplicar el Título 42?

En tanto, la analista Poreileen Sullivan, escribió el pasado marzo 30 en el New York Times un artículo que tiene que ver también con el fin del Título 42 para rechazar las peticiones de asilo en la frontera sur de Estados Unidos.

“Incluso con la regla vigente, la administración ha tenido problemas para manejar un aumento récord en la migración ilegal a lo largo de la frontera con México, que los republicanos han considerado fuera de control desde que el presidente Biden asumió el cargo.

“En los últimos días, los funcionarios fronterizos se han encontrado con unos 7.000 migrantes al día. Un aumento aún mayor (funcionarios de Seguridad Nacional dijeron el martes que se estaban preparando para recibir hasta 18.000 migrantes por día) podría plantear un problema político grave para los demócratas antes de las elecciones de mitad de mandato de este otoño”, señala la también periodista.

Una de las voces más críticas de este decisión fue la del gobernador republicano de Texas Greg Abbott, quien en un comunicado señaló que poner fin a la aplicación del Título 42 significa que “el presidente Biden ha optado por poner en peligro la seguridad de esos mismos estadounidenses que juró proteger y defender”.

Algunos demócratas tampoco apoyan la medida

En el análisis de Sullivan también se menciona que las expulsiones bajo esta orden de salud pública habían provocado casi 10 mil informes de ataques violentos contra migrantes, incluidos secuestros, torturas y violaciones, según la organización Human Rights First.

Paradójicamente, ni siquiera este tipo de reportes han impedido que incluso políticos demócratas se sumen a la ola de rechazos.

“Algunos legisladores demócratas de los estados fronterizos que serían los más afectados por una gran afluencia, incluidos los senadores Kyrsten Sinema y Mark Kelly de Arizona, han pedido que se mantenga la política. También lo ha hecho el senador Joe Manchin III , demócrata de West Virginia”, afirma la analista de temas migratorios.

Deportaciones, casos especiales y récords

También explica que la administración del presidente Joe Biden ha permitido que “cientos de miles de inmigrantes indocumentados enfrenten procesos de deportación, muchos de los cuales llegaron al país con niños pequeños”. 

Quienes en los meses recientes constituyen un número cada vez mayor de recién llegados –explica la analista– son los inmigrantes de Nicaragua, Cuba y Venezuela, debido a que Estados Unidos no puede expulsarlos por las tensiones diplomáticas con esos países.

“Desde octubre, los funcionarios fronterizos han detenido a 900.000 inmigrantes indocumentados en la frontera suroeste, según el Departamento de Seguridad Nacional. En los 12 meses anteriores a eso, los inmigrantes indocumentados fueron atrapados 1,7 millones de veces, lo que batió un récord. Entre las razones que el departamento ha citado para el aumento se encuentran los desastres naturales, ‘el grave declive económico que causa inseguridad alimentaria y de vivienda’, el crimen, la corrupción, la falta de educación y atención médica, y la pandemia.

“Algunos argumentan que la aplicación inconsistente de la regla de salud pública y la ausencia de castigo para aquellos atrapados cruzando ilegalmente es en parte culpable de las altas cifras. Los funcionarios de Seguridad Nacional estiman que el 30 por ciento de los cruces ilegales durante la pandemia son reincidentes”, detalla Sullivan.

Retrasos, nuevos planes y “superpoblación indeseable”

Debido a los retrasos en los papeleos y trámites migratorios que se arrastran en las respectivas oficinas de Gobierno a raíz de la pandemia, los inmigrantes solicitantes de asilo esperan un promedio de cinco años antes de su primera cita en la Corte, según la información difundida en medios.

A finales de mayo, fechas en que el Título 42 dejará de aplicarse para temas migratorios, se espera que el gobierno de Biden “comience a implementar lentamente un nuevo plan para mejorar el proceso de asilo. Ese plan redirigirá a los inmigrantes indocumentados que quieran solicitar protección de los tribunales de inmigración a los oficiales de asilo de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de EE. UU.”, expone Sullivan en su artículo.

El usuario del portal del Washington Post EnterForAll opinó que la decisión de terminar con el Título 42 significaría “acelerar el abarrotamiento de superpoblación indeseable e insoportable del tercer mundo en todas partes”, y cuando dice todas partes suponemos que se refiere a muchas zonas de Estados Unidos.

Si tienes una situación migratoria complicada y quieres resolverla con alguien de confianza, con experiencia y paciencia, no dudes en agendar una cita con el equipo de la abogada Erika Jurado. ¡Nos enfocamos en todo tipo de casos migratorios y tenemos licencia para trabajar en todos los Estados Unidos!

No te pierdas nuestros videos y los artículos de nuestro blog para que siempre estés al día con lo último en noticias de inmigración.

Compartir

Noticias relacionadas

violencia-doméstica-trámite migratorio Video Resumenes

¿Cómo afecta un cargo de violencia doméstica tu trámite migratorio?

Hoy te voy a explicar como un antecedente de algún problema en el hogar que haya resultado en un arresto y en un posible cargo de violencia doméstica te va a afectar el trámite migratorio que estés haciendo.

inmigración-elecciones-noviembre Noticias

¿Cómo influirá la inmigración en las elecciones intermedias de noviembre próximo?

Hoy trataremos de analizar qué tanto puede influir el tema de la inmigración en las elecciones intermedias del próximo noviembre.

residencia-permanente-testigos-en-juicio-Visa-s-abogado Video Resumenes

Residencia permanente para testigos en juicio: Visa S; y 8 puntos para saber si tu abogado es deshonesto

Residencia permanente para testigos, ¿cómo puede ser que tú llegues a la residencia si te piden ser testigo de algún delito? y también ¿cómo saber si un abogado está haciendo honesto contigo?