parole in place orden ejecutiva

Título 42 termina este 11 de mayo. ¿Qué pasará con los inmigrantes en la frontera sur de Estados Unidos?

Tabla de Contenidos

Este jueves 11 de mayo termina el uso de la regla del Título 42 en la frontera sur de Estados Unidos, misma que sirvió para rechazar rápidamente a los inmigrantes durante la pandemia. ¿Qué viene para los exiliados ahora? ¿Cómo se preparan las autoridades de inmigración para recibir a miles de extranjeros? Aquí te lo contamos.

Sí, estamos a unas horas del fin del Título 42, sin embargo, “la inconsistencia en el uso del Título 42 y los persistentes desafíos legales han llevado a un enfoque confuso y caótico de la seguridad fronteriza. El hecho de que a alguien se le permita permanecer en Estados Unidos al menos temporalmente o se le devuelva inmediatamente en virtud de la norma de salud pública ha variado día a día o incluso hora a hora, así como de un paso fronterizo a otro”, destaca un artículo de Eileen Sullivan publicado hace unos días en el New York Times.

“Los inmigrantes no se enfrentan a un castigo por cruzar ilegalmente si son expulsados en virtud del Título 42, pero en virtud de las políticas habituales de control fronterizo, no es así. Algunos funcionarios y analistas creen que la norma de salud pública ha provocado en realidad un mayor número de cruces, ya que los migrantes desesperados que huyen de la violencia y la inestabilidad política se arriesgan a cruzar varias veces”, subraya.

“Los defensores de los inmigrantes y los derechos humanos aseguran que el Título 42 se ha empleado de manera inadecuada como una herramienta de seguridad que obliga a los migrantes a regresar a situaciones peligrosas. Human Rights First documentó 13.480 denuncias de violaciones, secuestros, torturas, asesinatos y otros ataques violentos contra personas que fueron expulsadas de Estados Unidos en virtud del Título 42 desde que el presidente Biden asumió el cargo”, acota igualmente la analista. 

“Salvo una impugnación legal de última hora, la política de la era Trump conocida como Título 42 expirará el jueves a las 11:59 p. m., hora del Este. Fue puesto en marcha hace tres años bajo la premisa de prevenir la propagación de Covid-19. Los agentes fronterizos, los funcionarios estatales y locales e incluso los principales asesores del presidente Biden en Washington se preparan para la llegada de decenas de miles de migrantes en los próximos días. La gente ya ha comenzado a cruzar a las ciudades fronterizas de EE. UU., anticipando el fin del Título 42”, indica otro reporte del Times, pero éste de Miriam Jordan y Michael D. Cizalla.

El origen del Título 42

Todo comenzó en 2020, bajo el gobierno de Donald Trump, cuando “los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) emitieron una orden de salud pública de emergencia que restringía la inmigración en las fronteras terrestres de Estados Unidos. La norma, conocida como Título 42, otorga a los agentes fronterizos la autoridad para expulsar rápidamente a los inmigrantes que cruzan la frontera de forma ilegal para evitar la propagación de enfermedades infecciosas”, indica Sullivan en su reporte.

“Los expertos en salud pública han cuestionado la eficacia de la norma para prevenir la propagación de la pandemia de coronavirus. Y los defensores de la inmigración dicen que se está utilizando como un sustituto para los métodos de aplicación de la ley de inmigración no permitidos de otra manera por la ley. Tanto el gobierno de Trump como el de Biden han argumentado que no se trata de una política de inmigración. Sin embargo, cuando la inmigración ilegal aumentó significativamente a principios del gobierno de Biden, los funcionarios descubrieron que la restricción era la forma más eficaz de gestionar el abrumador número de inmigrantes que cruzaban a Estados Unidos”, señaló también.

Y apuntó que “en abril de 2022, los CDC declararon que ya no había motivos de salud pública para mantener la norma en vigor. El gobierno hizo planes para levantar la regla el 23 de mayo del año pasado, pero se retrasó por un recurso judicial”.

Tachan al Título 42 como un obstáculo para acceder al asilo

“Los defensores de los inmigrantes afirman que el uso del Título 42 ha sido el mayor obstáculo para acceder al asilo, un derecho internacional. La norma se ha utilizado para expulsar a inmigrantes en más de 2,5 millones de ocasiones desde el comienzo de la pandemia. En la mayoría de los casos, los agentes fronterizos devolvieron a los migrantes a México o directamente a sus países de origen en vuelos fletados”, recalca Sullivan.

Muchos tienen dudas de si este Título 42 se aplica a todas las nacionalidades, y esto es lo que responde la analista: 

“En teoría, sí. Pero en la práctica, la norma no se ha utilizado de manera uniforme. Ello se debe a las exenciones humanitarias ofrecidas por el gobierno de Biden y a limitaciones operativas, como la falta de espacio para retener a los migrantes o la incapacidad del gobierno estadounidense para repatriar a personas de ciertos países debido a tensas relaciones diplomáticas. Desde el inicio del gobierno de Biden, más de un millón de personas han quedado exentas del Título 42 y, en su lugar, se les ha permitido entrar temporalmente en Estados Unidos para enfrentarse algún día a un proceso de expulsión ante un tribunal de inmigración. Otros han sido arrestados y detenidos o expulsados en virtud de otra ley”, afirma.

También hay dudas sobre si México acepta todas las expulsiones del Título 42 de Estados Unidos. La respuesta de Sullivan a este punto es:

“No, y esa ha sido una de las razones por las que el Título 42 no puede aplicarse a todos los migrantes. En enero de 2021, México puso en vigor una nueva ley según la cual no puede mantener a niños menores de 12 años bajo la custodia del gobierno. Esto forzó a Estados Unidos a admitir de manera temporal a algunas familias con niños pequeños que habían cruzado ilegalmente al sur de Texas”, señala.

“Debido a que las autoridades migratorias de Estados Unidos están limitadas en cuanto al tiempo que pueden detener a los niños migrantes, han liberado a decenas de miles de familias tras darles la instrucción de reportarse con las autoridades migratorias. En el año fiscal 2022, más de 560.000 migrantes que viajaban en familia fueron detenidos cruzando de forma ilegal la frontera. En muchos casos, han sido liberados temporalmente en el país hasta que se enfrentan a un procedimiento de expulsión en un tribunal de inmigración. El gobierno de Biden está considerando reinstaurar la detención familiar una vez que se levante el Título 42, lo que ha suscitado críticas generalizadas. Biden puso fin a la detención de familias en 2021”, resalta la información del Times.

Desbordados en la frontera sur de EU

A su vez, destaca que “en ocasiones, los agentes fronterizos se han visto desbordados cuando grandes grupos de migrantes cruzan de manera ilegal al mismo tiempo. Esto ha hecho que las zonas de espera lleguen al tope de su capacidad mientras los funcionarios realizan entrevistas y llenan papeleo, lo que ha provocado la liberación temporal de migrantes en Estados Unidos”. 

Y apunta también que “los republicanos afirman que el número ha aumentado tanto porque Biden señaló durante su campaña presidencial que su gobierno sería más acogedor con los migrantes. La expulsión de migrantes bajo la normativa de salud pública es mucho más rápida —demora un promedio de 15 minutos por persona— que en circunstancias normales, cuando las preguntas y el papeleo pueden llevar hasta dos horas, según el Departamento de Seguridad Nacional”.

Exenciones por razones humanitarias

“El gobierno de Biden ha concedido exenciones a la regla de salud pública por motivos humanitarios. Las razones han incluido casos en los que alguien necesita atención médica urgente o cuando los grupos defensores y las organizaciones internacionales consideraron que estos migrantes eran vulnerables; entre ellos hay personas transgénero y familias con niños pequeños que viven en lugares peligrosos a lo largo de la frontera”, señala el reporte de Sullivan.

Agrega que “en el último año fiscal, se concedieron exenciones humanitarias a más de 304.000 personas, según datos del gobierno. Pero el gobierno ha sido criticado por su falta de claridad y coherencia sobre quién puede optar a las exenciones humanitarias”. 

Tensiones diplomáticas afectan expulsiones

“En algunos casos, Estados Unidos está limitado en cuanto a quién puede expulsar debido a las tensiones en los lazos diplomáticos con determinados países, entre ellos Cuba, Nicaragua y Venezuela. Cuando más venezolanos cruzaron la frontera este otoño, Estados Unidos obtuvo permiso del gobierno mexicano para expulsarlos a México en virtud de la regla de salud pública. Al mismo tiempo, Estados Unidos creó un estrecho programa de libertad condicional humanitaria para que los venezolanos pudieran solicitarla antes de llegar a Estados Unidos. Funcionarios dijeron que ambas medidas condujeron a una disminución en el número de venezolanos que cruzan de manera ilegal, y el gobierno abrió el programa a cubanos, haitianos y nicaragüenses el 5 de enero”, subraya.

Y agrega que “anteriormente, la mayoría de los migrantes de Cuba, Nicaragua y Venezuela eran liberados en el país temporalmente. A menudo, los funcionarios de fronteras los liberan con la documentación incompleta, y se les indica que concierten una cita con funcionarios de inmigración dentro del país para que se pueda completar su papeleo, lo que da lugar a una nueva vía de importantes retrasos”.

“El gobierno también ha ampliado el uso de una aplicación electrónica, denominada CBP One, para que los inmigrantes concierten una cita con un funcionario estadounidense en un puerto de entrada para obtener una exención humanitaria del Título 42”, indica el New York Times.

Título 42 llega a su fin este 11 de mayo. ¿Qué pasará con los inmigrantes en la frontera sur de Estados Unidos?

Sullivan acota que “una vez que se levante la orden de salud pública, las autoridades planean permitir a los migrantes programar citas para las solicitudes de asilo de la misma manera. Cruzar a Estados Unidos a través de un puerto de entrada oficial es mucho más seguro que, por ejemplo, cruzar a nado el río Bravo”. 

Entonces, ¿qué pasará cuándo se levante la regla de salud pública?

“Cuando se levante el Título 42 el 11 de mayo, el gobierno de Biden volverá a aplicar las leyes fronterizas de la misma manera que lo hizo el gobierno durante décadas antes de la pandemia. Estas leyes dan a los inmigrantes la oportunidad de expresar a los agentes fronterizos su temor a regresar al país del que huyeron. Esta situación podría desencadenar un proceso de varios pasos y años de duración que podría llevar a un inmigrante a solicitar asilo y a esperar a que se acumule el trabajo en los tribunales de inmigración hasta que un juez conozca y decida sobre el caso”, apunta.

La analista del Times agrega que “los funcionarios esperan que esto conduzca a un fuerte aumento en el número de migrantes que cruzan la frontera de forma irregular porque una vez más tendrán la oportunidad de solicitar asilo si son detenidos en el lado estadounidense. El gobierno de Trump introdujo múltiples cambios en la política de asilo, que ya estaba restringida antes de la pandemia. El gobierno está poniendo en marcha nuevas políticas para compensar la pérdida del Título 42, que ha permitido a los agentes fronterizos expulsar rápidamente a los migrantes”.

Y que “en febrero, el gobierno propuso una norma que prohibiría a los inmigrantes pedir asilo si no lo solicitan primero en uno de los países que han atravesado para llegar a Estados Unidos o si no lo solicitan primero a través de una vía legal. La administración también planea acelerar el proceso de lo que se conoce como expulsión acelerada mediante la realización de entrevistas para comprobar si el temor del inmigrante a regresar a su país cumple los requisitos para ser considerado solicitante de asilo. El proceso se acortaría a unos pocos días, frente a los 10 días habituales. Los defensores de los inmigrantes afirman que no es tiempo suficiente para que los inmigrantes se preparen para estas entrevistas”

En tanto –dice el Times– los defensores de la inmigración e incluso miembros del propio partido de Biden dicen que las restricciones al acceso al asilo son similares a las políticas de la era Trump que los demócratas condenaron anteriormente y están en contraste directo con las promesas de campaña del presidente de restaurar el asilo. Los funcionarios del gobierno de Biden rechazan cualquier comparación con la administración anterior y dicen que sus políticas se centran en encontrar formas de disminuir el número de cruces ilegales y ampliar la capacidad de los migrantes para buscar vías legales.

título-42-frontera-sur-inmigrantes-estados-unidos

La aplicación CBP One no es la mejor ayuda para los inmigrantes

Un punto importante sobre la aplicación CBP One lo expone la escritora Alejandra Oliva también en el New York Times:

“Para solicitar asilo, las personas no necesitan estar físicamente en los Estados Unidos , aunque primero deben programar una cita a través de una aplicación telefónica notoriamente defectuosa administrada por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los EE. UU., conocida como CBP One , que ha demostrado ser una pesadilla propensa a accidentes con tecnología de reconocimiento facial que a menudo no identifica con precisión las caras de piel oscura”, asegura.

“A primera vista, el fin del Título 42, la reapertura de la frontera y un aparente regreso a la normalidad, puede parecer algo bueno. Pero, de hecho, el fin del Título 42 significa un regreso al laberinto burocrático de las solicitudes de asilo que existía antes de la pandemia, con la inclusión de un sistema estratificado por clases aún más complicado. El lanzamiento de la aplicación supone que los migrantes tienen acceso a un teléfono inteligente, pueden encontrar conexiones estables a Internet, se sienten lo suficientemente cómodos usando la tecnología para navegar por la aplicación y hablan uno de los tres idiomas en los que está disponible la aplicación”, resalta.

¿El sistema ampliado de libertad condicional es una política injusta?

Oliva también recalca que “el sistema ampliado de libertad condicional del presidente Biden, que se implementó en enero y permite que hasta 30,000 personas de Venezuela, Cuba, Haití y Nicaragua ingresen a los Estados Unidos por mes, supuestamente es un enfoque más humanitario. Este puede ser el caso, pero sigue siendo fundamentalmente una política injusta. La promesa de ingresar a Estados Unidos incluye requisitos previos que excluyen a una gran mayoría de las personas que llegan a la frontera. 

El programa de libertad condicional requiere que los solicitantes tengan un patrocinador financiero. Deben llegar al país en avión, lo que requiere las habilidades financieras y logísticas para asegurar un boleto y un pasaporte mientras intentan mantenerse a salvo en las situaciones a menudo peligrosas de las que buscan asilo. Aquellos que no cumplan con estos requisitos pueden ser rechazados sin recibir una evaluación de asilo”, dice.

Y añade que “he estado trabajando con solicitantes de asilo en cada etapa del proceso de inmigración durante años: experiencias que abarcan algunas administraciones y miles de cambios de política. Me he desempeñado como traductor y defensor de personas que se preparan para cruzar la frontera en Tijuana. 

“He ayudado a solicitantes de asilo a completar sus solicitudes en una clínica de la ciudad de Nueva York durante su primer año en un nuevo hogar. Más recientemente, ayudé a personas a las que se les ha otorgado asilo después de años de esfuerzo para compartir sus historias junto con una organización sin fines de lucro de servicios legales de inmigración. Cada uno de ellos vino a los Estados Unidos en busca de un lugar seguro al que llamar hogar”, expresa Oliva.

“EU tiene la obligación legal de brindar protección a las personas que califican como refugiados”

También recalca que “no debemos olvidar que Estados Unidos tiene la obligación legal de brindar protección a las personas que califican como refugiados según el derecho internacional. El asilo es la categoría de protección legal que ofrecemos a las personas que son perseguidas en sus países de origen por características que no pueden o no deben tener que cambiar sobre sí mismas: opinión política, religión, a quién ama alguien, género y raza o etnia. Incluso antes de las nuevas políticas de la administración Biden, nuestro sistema traicionó una vacuidad de esta promesa: los solicitantes de asilo eran maltratados, detenidos y sometidos a una tortura burocrática sin ayuda ni explicación”.

Comparte que “la elección de venir a los Estados Unidos no es fácil ni sencilla. He hablado con innumerables personas que han compartido lo culpables que se sienten por dejar a sus padres en sus países de origen a los que nunca podrán regresar. Hablan con añoranza de comida, jardines, vecindarios y todas las cosas inefables que hacen de un lugar un hogar. A menudo se sienten frustrados y enojados por la forma en que el gobierno de los Estados Unidos los ha tratado. Muchos de ellos sufrieron largas esperas en la frontera en México o períodos en centros de detención de inmigrantes superpoblados. Están cansados ​​de la burocracia y de los aros, a menudo contradictorios, que el actual proceso de asilo les obliga a atravesar”.

“‘¿Cómo es que tengo que esperar una cierta cantidad de días después de aplicar para obtener un permiso de trabajo, pero me descuenta si solicito beneficios o si trabajo sin permiso de trabajo? ¿Cómo se supone que voy a encontrar un lugar para vivir, para alimentar a mi familia?’ No puedo decirte con qué frecuencia escuché preguntas como estas, los rostros de las personas se dibujaron con ansiedad, contemplando cómo sobrevivirían aquí, después de haber venido aquí para sobrevivir”, indica igualmente.

Estrategias de disuasión fallidas

“En lugar de alternar de una estrategia de disuasión ineficaz a otra, o enviar tropas para controlar a las personas que están aquí buscando una vida pacífica, la administración Biden debería asignar los miles de millones de dólares en recursos que se gastan actualmente en disuasión para garantizar que los solicitantes de asilo puedan recibir rápidamente permisos de trabajo y establecerse en comunidades listas para recibirlos”, subraya la autora en el Times.

Y por último indica que “mis padres se mudaron a este país y se quedaron aquí, no por necesidad financiera o política, sino por la creencia de que este país podría ser un mejor lugar para construir una vida y criar a sus hijos. La decisión de la administración Biden de continuar excluyendo esa misma oportunidad para quienes más la necesitan es traicionar la fe de los solicitantes de asilo en las posibilidades de este país. Y es alejarnos de nuestros propios ideales más elevados”.

Trump sigue diciendo que inmigrantes están invadiendo EU

Y en el otro lado de la moneda, haciendo política, o mejor dicho, buscando regresar a la Casa Blanca, se encuentra el ex presidente Donald Trump. 

“Tenemos que luchar para que nuestro país sobreviva, porque nuestro país no aguanta dos años más de esta invasión“, expresó el republicano recientemente.

Por supuesto, también criticó a quién fue su contrincante cuando buscó su reelección, el hoy presidente Joe Biden, por el fin del Título 42 el próximo 11 de mayo.

“Miles de inmigrantes ilegales ya se han concentrado en el lado mexicano de la frontera preparándose para cruzar en el momento en que el Título 42, que es tan importante, desaparezca oficialmente”, dijo el magnate.

Se quejó también de que los inmigrantes llegan de todas partes del mundo, pero que algunos estados, como California, los reciben y les ofrecen educación y atención médica gratuita, señala información de La Opinión.

“La gente escucha eso de otros países y están haciendo una carga masiva hacia nuestra frontera. Es una locura absoluta. Será un reasentamiento masivo de millones y millones de extranjeros ilegales en sus comunidades. Y la invasión será ayudada, instigada y facilitada por la administración de Biden”, señaló el ex mandatario.

“Trump compite para la elección presidencial del 2024 y, dijo, que cuando vuelva a la Casa Blanca en 2025, lo primero que hará será asegurar la frontera, aunque no indicó cómo lo hará”, apunta el reporte de La Opinión.

“Cuando preste juramento el 20 de enero de 2025, comenzaremos de inmediato el proceso de asegurar la frontera y expulsar a los inmigrantes ilegales que Joe Biden ha permitido ilegalmente ingresar a nuestro país”, aseveró.

“La situación en la frontera es muy desafiante”

Ante toda esta problemática fronteriza en el sur de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas, secretario del Departamento de Seguridad Nacional de EEUU (DHS, por sus siglas en inglés), dijo a inicios de este mes que “la situación en la frontera es muy grave, muy desafiante y muy difícil”.

“Mayorkas enfatizó que los preparativos incluyen medidas anunciadas en días pasados, como la cooperación con Panamá y Colombia para lanzar una campaña de prevención que persuada a los migrantes a no cruzar la selva del Darién. Además, la continuación del parole humanitario y la apertura de centros de procesamiento de migrantes en la región”, afirman Salomé Ramírez y Jorge Agobian en Voz de América.

Centros regionales de procesamiento en Colombia y Guatemala para preseleccionar a los refugiados para su admisión, serán abiertos por Estados Unidos en conjunto con Canadá y España, anunciaron funcionarios del gobierno de Biden este jueves. También te hablaremos del Parole humanitario que fue extendido para Honduras, El Salvador, Colombia y Guatemala.

Te invitamos a leer el artículo con todo esta información publicado en el Blog de la abogada de inmigración, Erika Jurado.

“El secretario del DHS reiteró que a partir del 12 de mayo implementarán un proceso de remoción expedita, así como una regla que establece la inelegibilidad al asilo de quienes no soliciten a alternativas legales de migración y crucen ilegalmente”, agregaron en su reporte.

“Un funcionario del DHS anticipó que continuarán realizando decenas de vuelos de expulsión semanalmente una vez se regrese al Título 8. Bajo esta disposición se comenzarán a realizar repatriaciones y deportaciones aceleradas. La cantidad de vuelos con migrantes “dependerá de la demanda”, señalaron también.

Mayorcas aseguró en conferencia que “continuamos aumentando los recursos, el personal, las capacidades de transporte, los aviones para efectuar un mayor número de expulsiones cada semana”.

A su vez, Ramírez y Agobian destacaron que Mayorcas resaltó “la asignación de 332,5 millones de dólares a gobiernos locales y organizaciones sin fines de lucro ‘para ayudar a las comunidades’ que reciben a migrantes indocumentados mientras esperan el resultado de sus procedimientos de inmigración”.

Igualmente, le dieron voz a Mauricio Blanco, un migrante venezolano que se encontraba del lado de Ciudad Juárez, México, cuando Mayorkas se encontraba en la frontera texana.

“Están ahí, todos los que son los militares de aquel lado, los gringos están de aquel lado esperando que de uno el paso para agarrarlo y deportarlo. Ahí están todavía, no se han despegado”, expresó Blanco.

Buenos vecinos y amigos

Por cierto, este martes 9 de mayo, los presidentes de México y Estados Unidos, Andrés Manuel López Obrador y Joe Biden, respectivamente, conversaron vía telefónica y abordaron el tema de la migración desde una dimensión humanista, según la información oficial del gobierno mexicano.

Y acordaron reforzar la cooperación para el bienestar de los pueblos más pobres del continente.

“Reafirmamos el compromiso de seguir trabajando juntos en temas como la migración con dimensión humanista, el tráfico de drogas y armas y, sobre todo, en cooperación para el bienestar de los pueblos más pobres de nuestro continente. Somos buenos vecinos y amigos”, escribió López Obrador en su cuenta de Twitter.

Sin duda el fin del Título 42 representará todo un desafío para las autoridades migratorias de Estados Unidos, pero lo que deben tener siempre presente es que deben de facilitar las cosas para que los inmigrantes consigan asilo, permisos de trabajo o una vida digna sin riesgos de deportación, pues eso le aporta tanto a la economía estadounidense como a las familias de esos exiliados.

Aún sin una reforma migratoria integral, la cual lleva retrasada por lo menos una década, lo menos que merecen los inmigrantes son buenos tratos, esperemos que no se den abusos en la frontera sur de EU y que se respeten los derechos de todos los extranjeros que ahí llegan con la única esperanza de encontrar una vida mejor para ellos y sus familias.

Con información de tres artículos del New York Times, La Opinión y Voz de América.

Si tienes una situación migratoria complicada y quieres resolverla con alguien de confianza, con experiencia y paciencia, no dudes en agendar una cita con el equipo de abogados de inmigración de Erika Jurado. ¡Nos enfocamos en todo tipo de casos migratorios y tenemos licencia para trabajar en todos los Estados Unidos!  

No te pierdas nuestros videos y los artículos de nuestro blog para que siempre estés al día con lo último en noticias de inmigración.

Compartir

Noticias Relacionadas

abogados de inmigracion falsos parole in place abogado mal Inmigración

La inmigración, el tema más importante cada vez que hay elecciones

A medida que se acercan las elecciones de noviembre, la inmigración surge nuevamente como un tema central para muchos estadounidenses, ya sean ciudadanos o no. ...
conyuges inmigrantes fallo corte suprema (1) Inmigración

Cónyuges inmigrantes: importante fallo de la Corte Suprema

La Corte Suprema de Estados Unidos emitió un importante fallo que afecta a los ciudadanos que buscan traer a sus cónyuges inmigrantes al país.  El ...
parole in place orden ejecutiva biden 2 (1) Inmigración

Parole in place: antiguos críticos elogian la última orden ejecutiva de Biden

La última orden ejecutiva del presidente Joe Biden esta´siendo aplaudida por los grupos defensores de los derechos humanos que antes solían criticar las políticas de ...
asilo-programa-de-refugiados-mexicanos-méxico

ÚLTIMA HORA

Biden Anuncia Plan Migratorio