castigo-me-quiero-regresar
Erika Jurado-Graham

Erika Jurado-Graham

Turistas colombianos tuvieron que quedarse en EU durante la pandemia, trabajar y hacer una nueva vida; regresan a su país, pero quieren volver a EU con papeles de inmigrantes en regla (2)

Por Maurilio Soto

Segunda de dos partes.

Los inmigrantes latinoamericanos que buscan el sueño americano en Estados Unidos, en muchas ocasiones, batallan de más para lograr establecerse y comenzar una nueva vida en otro país, uno muy distinto al suyo.

Pero, ¿qué pasa cuando esos inmigrantes en realidad eran turistas que tuvieron que permanecer en EU debido a la pandemia? Según sus planes, estarían allá sólo un par de meses con sus familiares ciudadanos americanos, pero terminaron quedándose por dos años.

Tuvieron que emplearse, sin ningún permiso de trabajo, para sostener a sus pequeños hijos, a los que además tuvieron que conseguirles escuela. Transcurridos 24 meses, casi sin darse cuenta, ya tenían una vida hecha en territorio estadounidense. 

Pero su situación migratoria ilegal, después de vencido el tiempo extendido de su visa de turista, y el hecho de que ellos son cristianos “y creemos en andar en justicia y creemos mucho en la legalidad”, los orilló, finalmente –pese a que la situación en su país estaba muy difícil luego de la crisis por el Covid-19– a irse de Estados Unidos y volver a su país.

¿Tú te hubieras regresado? ¿Hubieras esperado más tiempo? ¿Ya nunca te hubieras ido de EU? 

Esas mismas preguntas se hicieron Joanna y Jorge, quienes le apostaron todo a una petición familiar tramitada por la madre de ella y hoy, esperan rinda frutos por lo menos en un par de años para volver a la Unión Americana pero ahora sí con todos los papeles en regla, tal y como lo dictan sus creencias y convicciones. “De hacer las cosas bien, derechas, como tienen que ser”.

Esta es la historia de una familia colombiana, una familia cristiana a la que tal vez le gustaría poder regresar el tiempo, regresar a ese instante en una esquina de Oklahoma.

“Ningún abogado nos dio esperanza” (para ser unos inmigrantes con papeles)

Ante el retraso de años que hay en las visas, Joanna y Jorge decidieron consultar con abogados para ver si había alguna otra opción para permanecer en Estados Unidos de manera legal, pero los dos primeros no les dieron muy buenas noticias. “En las consultas ningún abogado nos dio a nosotros esperanza de que nos pudiéramos legalizar allá”, cuenta. 

“Por el proceso migratorio que teníamos de 2017 (la petición familiar) nos recomendaron, antes del año, regresarnos a Colombia. Para que el castigo no fuera de 10 años, sino de tres años. Porque si nosotros pasábamos después de diciembre de 2021 ya nuestro castigo iba a ser de 10 años y cuando nos llegara la citación, que esa citación nos llega para presentarnos acá en nuestro país para la residencia, debíamos traer un perdón”, explica Joanna sobre la ley de castigos que ya les afectaba a ella y su familia por la acumulación de estadía legal en la Unión Americana.

“Y según lo que nos dijo el abogado era que nosotros podíamos correr el riesgo de que ese proceso migratorio (la petición familiar) se retrasara o se dañara más. Entonces, bueno, fue una decisión muy difícil en ese momento decir: ‘nos quedamos, nos vamos, qué vamos a hacer’”, afirma.

Preguntaron también a los abogados si podían solicitar asilo de algún tipo, “pero no podíamos porque no había una causa para hacerlo”. Lo más que alguno le recomendaba era que “casándonos con alguien de allá, pero esa forma sí era imposible de hacerla”.

Mexicanos contentos aunque había pandemia

Y ya sabemos que los mexicanos que Joanna y Jorge se encontraron allá fueron un apoyo importante en lo laboral, pero tan fuerte fue el vínculo que establecieron con sus jefes mexicanos que incluso ellos fueron los que contrataron un tercer abogado. 

“El último abogado nos lo pagó la señora con la que estábamos trabajando. Que es una belleza, ella nos pagó el último abogado porque ella no quería que nosotros nos regresaramos a Colombia. Estaban muy contentos con nosotros y más porque el déficit de trabajo en Estados Unidos es muy grande. Y lo que nosotros hacíamos ellos lo necesitaban”, cuenta.  

“La decisión es de ustedes”

Pero no hubo mejor “suerte”, y el tercer profesional de las leyes repitió básicamente lo mismo que los anteriores dos.

“Regresen a su país antes de que cumplan el año de haber extendido la visa. Es más, no nos dijeron váyase. ‘Se tienen que ir’, es la recomendación que damos, pero, decían, ‘la decisión es de ustedes’”, comenta y agrega:

“Ellos sabían que en la ciudad donde estábamos, Oklahoma, no hay licencia de conducir, ‘no van a tener un número social, no tienen forma de acceder a un seguro médico’. Nos dio Covid, pero gracias a Dios nosotros no tuvimos que ir a una sala de urgencias”, expone Joanna.

Pros y contras como inmigrantes en Estados Unidos

Era en esos momentos cuando sopesaban los pros y contras de su situación migratoria en EU. “Ventajas: hay trabajo, puedes hacer vida, pero como hay un trámite migratorio, puede verse afectado. Y por eso viajamos el 13 de diciembre de 2021, antes de que se cumpliera el año después de haberse extendido (la visa de turista), pero obviamente ya estábamos cumpliendo el año ilegal”, señala.

pandemia-inmigrantes-papeles
Aunque se enfermaron durante la pandemia, esta familia colombiana logró salir adelante aunque no contaba con papeles.

¿Y fuera del ámbito laboral o escolar, cómo trataban los estadounidenses a la familia de Joanna?

“La verdad es que mientras estuvimos en Estados Unidos en varias ocasiones nos detuvo la policía, por una infracción, por un stop que estaba roto, doblarnos mal… presentábamos nuestras licencias de acá de Colombia… Ni hablabamos inglés y ellos tampoco hablaban el español, y ese temor de que: ‘nos van a deportar’, no, nunca lo vivimos, siempre fueron amables, siempre fueron buenos”, rememora.

Así, Joanna y su familia sólo tienen agradecimiento para quien los acogió.

“Al país, a Estados Unidos, la verdad. Además ahí tengo familia, tengo a mi mamá, tengo a mi hermana, mis sobrinos. Los extraño muchísimo a ellos. Y que si tuviera la oportunidad de regresar a Estados Unidos lo haría, pero no de manera ilegal, bien. Entrar bien, porque eso siempre ha sido lo que hemos tenido muy claro. De hacer las cosas bien, derechas, como tienen que ser. Hay una generación que viene detrás de nosotros. Y sabemos que todo lo que hagamos ahora, en ellos va a ser fuerte”, expresa.

Incluso, “los niños siempre me dicen: ‘¿mamá cuándo nos regresamos para Estados Unidos?’. Ellos piensan que están de vacaciones en este país (Colombia). ‘¿Cuándo nos regresamos otra vez para Estados Unidos?’, siempre es la pregunta que ellos nos hacen. Y es raro, porque ellos ya ven todo diferente: ‘Mamá, pero en Estados Unidos no se veía esto; mamá, es que en Estados Unidos esto…’”, relata y añade:

“Y yo decía amor: ‘si esto es a los dos años, como sería a los ocho años, habernos quedado y devuelto. Ellos ya no lo iban a querer hacer’”, señala. 

Eso mismo habían discutido Jorge y Joanna allá en Estados Unidos antes de decidir el regreso definitivo a Colombia.

“Cerramos los ojos”

“Mi esposo me dijo: ‘Joanna, y si nosotros nos quedamos ocho años más, que es lo que está retrasado el boletín de visas. A esas alturas tal vez ya habríamos comprado casa, con hijos estudiando, ellos no van a querer regresar, y nos digan: ‘tienen que regresarse a su país’. ¿Y si el proceso cambia, y si no es otorgado, qué vamos a hacer? Serían ocho años viviendo en Estados Unidos’”.

“Dijo, ‘es preferible irnos ahora que han pasado sólo dos años y esperar en Colombia’. Fue una locura. Lloramos mucho, y todavía lloramos mucho. Decíamos: ‘¿por qué no podemos estar nosotros dentro de Estados Unidos y poderlo hacer ahí? ¿Por qué no podemos hacer los trámites o esperar en Estados Unidos?’”.

“Y la verdad, cerramos los ojos, compramos los pasajes y nos regresamos. ‘Dos años a ocho años’; entonces dijimos: ‘vámonos ahora’. Y la verdad es que no ha sido fácil empezar de nuevo en nuestro país. No ha sido fácil después de la pandemia tampoco. No es lo mismo, el costo de vida es muy alto a lo que se está ganando acá en dinero”, afirma Joanna. 

“Y en Estados Unidos se trabaja fuerte, es muy duro el trabajo, pero la calidad de vida es diferente. Por lo menos tienes, pagas, das estudio, puedes ahorrar, puedes guardar, puedes enviar a tu país”, expresa y agrega: 

“Y cuando nosotros decidíamos… mi esposo me dijo: ‘yo me quedo y ustedes se van’. Y yo decía, ‘no. El día que decidimos irnos o regresarnos era los cuatro juntos. No quiero divisiones. Más por nuestros hijos. Y decidimos regresarnos y bueno, aquí estamos. ¿Qué lloramos todavía? Mucho. ¿Quisiéramos regresar? Claro que sí quisiéramos regresar”, revela y comparte más:

“¿Hasta cuándo? No sabemos si ya en los años que nos quedan por esperar haya otro tipo de reforma (migratoria), pero ya salimos de Estados Unidos y sabemos que es más difícil el regreso”, admite.

Aún sabiendo esto, ¿para Joanna y su familia aún es una opción real regresar?

“Sí, claro. Yo quisiera regresar a Estados Unidos con mi familia, con mis hijos, con mi esposo. Nunca hemos contemplado estar separados. Si nosotros decidimos una vez formar un hogar es para estar juntos y si lo pudiéramos hacer lo haríamos de nuevo. Nos regresaríamos. Es que es difícil, muy difícil la situación que se está viviendo (en Colombia). Sólo Dios sabe.

¿Y qué les diría Joanna a los inmigrantes que aún están en Estados Unidos y que quizá estén en la misma disyuntiva en la que ella estuvo en 2021?

“Que no es fácil cuando se tienen niños porque en lo que piensas es en el sustento, sostener. Nosotros porque nos regresamos a nuestro país, pero ha sido muy difícil, muy difícil empezar de nuevo; y más cuando, después de dos años allá en Estados Unidos ya estábamos empezando una vida, en una situación diferente”, asegura y agrega:

“No, que no se vayan a regresar. Que esperen, confiando en Dios que haya una reforma diferente, ya que pasen los años. Y que nosotros que ya estamos viviendo esa experiencia, es muy difícil, y después de una pandemia que se dio a nivel mundial, es muy difícil.

“Y aquí estamos, pagamos el precio. Y yo le diría a los inmigrantes no se regresen a sus países. Lúchenla. Crean, tengan mucha fe de que van a venir las reformas migratorias y mientras haya hijos y que la familia esté unida, lo más importante. Eso da mucha fuerza, mucha fortaleza”, considera.

“Hay decisiones que duelen muchísimo”

“Con lágrimas en los ojos le dije a mi esposo, parados en la esquina del colegio donde luego llevamos a los niños, le dije: ‘No nos vayamos, quedémonos’. Pero mi esposo me dijo: ‘es que es cuestión de legalidad, de justicia, mira lo que nos han dicho los abogados’”, recuerda Joanna.

“Yo quisiera que hubiera ocurrido un milagro en ese momento y que nos dijeran, no: ‘los que están en trámites migratorios pueden permanecer en el país’, o que nos dieran la oportunidad de poder viajar a nuestro país, o por lo menos tener unos permisos de trabajo. Pero no lo hay y a veces hay decisiones que duelen muchísimo. 

“Y uno entiende por qué muchos no regresan a su país, por mucho que quieran hacerlo. Y es porque es volver a empezar y es diferente. Estados Unidos es un país de grandeza, de abundancia, hay trabajo, hay muchas oportunidades, como también tiene muchas desventajas, pero si hablamos de la manera de sacar adelante a una familia, las tiene todas”, dice Joanna quizá aún en espera de que ocurra ese milagro que no llegó cuando ella y su esposo estaban parados en aquella esquina de Oklahoma. (Segunda de dos partes). Te invitamos a leer la primera parte de este artículo.

Si tienes una situación migratoria complicada y quieres resolverla con alguien de confianza, con experiencia y paciencia, no dudes en agendar una cita con el equipo de la abogada Erika Jurado. ¡Nos enfocamos en todo tipo de casos migratorios y tenemos licencia para trabajar en todos los Estados Unidos!

No te pierdas nuestros videos y los artículos de nuestro blog para que siempre estés al día con lo último en noticias de inmigración.

Compartir

Noticias relacionadas

violencia-doméstica-trámite migratorio Video Resumenes

¿Cómo afecta un cargo de violencia doméstica tu trámite migratorio?

Hoy te voy a explicar como un antecedente de algún problema en el hogar que haya resultado en un arresto y en un posible cargo de violencia doméstica te va a afectar el trámite migratorio que estés haciendo.

inmigración-elecciones-noviembre Noticias

¿Cómo influirá la inmigración en las elecciones intermedias de noviembre próximo?

Hoy trataremos de analizar qué tanto puede influir el tema de la inmigración en las elecciones intermedias del próximo noviembre.

residencia-permanente-testigos-en-juicio-Visa-s-abogado Video Resumenes

Residencia permanente para testigos en juicio: Visa S; y 8 puntos para saber si tu abogado es deshonesto

Residencia permanente para testigos, ¿cómo puede ser que tú llegues a la residencia si te piden ser testigo de algún delito? y también ¿cómo saber si un abogado está haciendo honesto contigo?